Secciones

26 de julio de 2017

  • Temperatura: 13,9 C
  • Sensacion termica: 14,1 C
  • Humedad: 94%
  • Presion: 1021,5 hPa
  • Viento: SE a 3,2 km/hr
  • Lluvia: 0,2 mm
[+] info     

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

La NASA anunció el descubrimiento de un sistema planetario llamado TRAPPIST-1

Este sistema está compuesto por siete planetas de tipo terrestres, tres de ellos dentro de la zona de habitabilidad de la estrella a la cual orbitan. En realidad el sistema TRAPPIST-1 había sido descubierto en el año 2016, detectándose tres planetas de tipo terrestre. Ahora la NASA anuncia el descubrimiento de cuatro planetas adicionales, en donde tres de ellos estarían en la zona habitable. Así lo explica el Dr. Octavio Guilera, astrónomo de la Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de la Plata, Investigador de CONICET.

La NASA anunció el descubrimiento de un sistema planetario llamado  TRAPPIST-1

Octavio Guilera

 

Por Alejandra Sofía

 ”A partir de este momento las ciencias planetarias toman un impulso importante para tratar de explicar los diferentes fenómenos físicos que dan lugar a la formación de una gran diversidad de sistemas planetarios, incluido nuestro Sistema Solar”.

 

 

 

-Hay novedades en el mundo de los “nuevos” mundos. ¿Cuánto se parecen a nuestro Sol y nuestro planeta?

Es importante remarcar que la estrella a la cual orbita el sistema TRAPPIST-1es muy distinta a nuestro Sol, siendo una estrella enana de unas 0.08 masas solares. Esto hace que la zona habitable de esta estrella esté muy cerca de la misma. De hecho, el planeta más alejado del sistema TRAPPIST-1  tendría una órbita de unas 0.06 unidades astronómicas; como para tener una idea, la órbita de Mercurio tiene una distancia media de unas 0.4 unidades astronómicas. Es decir, el sistema TRAPPIST-1 está orbitando extremadamente cerca de su estrella central,  sin embargo el flujo estelar de dicha estrella, es mucho menor que la de nuestro Sol.

También es importante destacar que estas estrellas prácticamente no radian en ultravioleta (radiación necesaria para el desarrollo de la vida) y tienen variaciones de flujo estelar muy importantes por lo que no serían buenos huéspedes para el desarrollo de la vida.

 

-¿Qué es lo que más ha dado impulso a estos hallazgos y qué implican para redefinir conocimientos y entender mejor al universo y, en todo caso, a nuestro planeta?

Inicialmente, la mayor parte de los exoplanetas detectados se descubrieron utilizando el método de velocidad radial. Este método se basa en la detección de los cambios en la velocidad radial de la estrella, es decir, en la velocidad en línea de la visual entre la estrella y el observador, que son generados por las perturbaciones gravitatorias que un exoplaneta -que no vemos debido a la luminosidad de la estrella- genera sobre la estrella a la cual orbita.

Dado que este método favorece la detección de planetas masivos cerca de la estrella central inicialmente la mayor parte de los exoplanetas descubiertos eran planetas masivos muy cerca de la estrella central, como por ejemplo planetas tipo Júpiter, que tiene 318 veces la masa de la Tierra y está compuesto principalmente por gas, hidrógeno y helio; en órbitas con distancias menores a la órbita de Mercurio, el planeta más cercano a nuestro Sol. Esto llevó al descubrimiento de una gran diversidad de sistemas planetarios,  en general muy diferentes a nuestro Sistema Solar, en donde los planetas rocosos y poco masivos están más cercanos al Sol, y los planetas gaseosos y más masivos están mas alejados del Sol.

A partir de este momento las ciencias planetarias toman un impulso importante para tratar de explicar los diferentes fenómenos físicos que dan lugar a la formación de una gran diversidad de sistemas planetarios, incluido nuestro Sistema Solar. Y surge la pregunta de cuán común es un sistema similar al nuestro. Luego a partir del método de tránsito, el cual se basa en medir la variación de la luz de una estrella debido al pasaje por enfrente de un planeta orbitando dicha estrella, el número de planetas se incrementó notablemente, en especial con la misión espacial Kepler de la NASA. A partir del método de tránsito, planetas del tamaño y masa  de la Tierra pueden ser detectados orbitando a distancias cercanas a su estrella.

-¿Qué define hablar de un planeta similar a la Tierra?

Cuando se habla de un planeta similar a la Tierra se hace referencia a un planeta con tamaño y masa similar al nuestro, muchas veces sin especificar la distancia de su órbita respecto a la estrella que orbita. Siendo un poco más riguroso, para hablar de planetas similares a la Tierra, debería hacerse referencia a la distancia relativa del planeta respecto a su estrella central, y hacer uso del concepto de zona habitable. Desde un punto de vista astrofísico la zona habitable es una franja en distancia a la estrella central en donde el flujo estelar permitiría la presencia de agua líquida sobre la superficie de un planeta. 

Para tener una idea, en nuestro Sistema Solar la zona habitable estaría entre las ~0.8 unidades astronómicas y ~1.7 unidades astronómicas ( la unidad astronómica es una unidad de distancia, muy utilizada en ciencias planetarias  y es la distancia media de la Tierra al Sol). Entonces, para ser formales, un planeta similar a la Tierra sería un planeta con tamaño y masa similar a La Tierra que esté dentro de la zona habitable de la estrella central a la cual orbita. 

-Entonces, hallar ese tipo de planetas extrasolares no es una vía directa para hablar de posibilidad de vida además de la de nuestro planeta.

Claro, el desarrollo de vida requiere de muchos más factores que el sólo hecho de detectar un planeta similar a la Tierra, como por ejemplo si el planeta es capaz de retener una atmósfera, si el planeta fue capaz de desarrollar campos magnéticos, entre otros factores más complejos que permitan el desarrollo de la vida. 

-¿En qué tipo de trabajos estás involucrado en relación a este tema?

En el grupo de Ciencias Planetarias del Instituto de Astrofísica de La Plata  y de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la UNLP, una rama de estudio es la formación de planetas gigantes y sistemas planetarios. En base a modelos numéricos tratamos de entender cuáles son los fenómenos físicos más relevantes que ocurren durante la formación de un sistema planetario. Por ejemplo, muchos trabajos, incluyendo algunos de nuestro  Grupo, predicen que la mayor parte de los sistemas planetarios estarían formados por planetas  terrestres, sistemas similares al TRAPPIST-1. Actualmente, a partir de nuestros modelos de formación planetaria estamos estudiando cuáles son las características principales de los discos protoplanetarios que dan lugar a la formación de sistemas análogos al Sistema Solar, es decir, sistemas como el nuestro, con planetas terrestres en la zona interna y gigantes en la zona externa. 

-¿De dónde provienen los datos que más usan para sus trabajos de investigación?

Mayormente de las misiones espaciales y surveys de detección de exoplanetas.

--------------------------------------------------------------------------------

 

La conferencia de prensa que dio el anuncio de TRAPPIST-1 estuvo integrada por Thomas Zurbuchen  (NASA); Michael Gillon ( astrónomo de la Universidad de Liege, Bégica); Sean Carey (NASA's Spitzer Science Center);Nikole Lewis (astrónomo en el Insituto de Ciencia del Telescopio HUbble); Sara Seager (Prof. de ciencias planetarias y Física en el Massachusetts Institute of Technology;

Historia: En 1995 se descubrió el primer exoplaneta orbitando una estrella similar al Sol; lo hicieron los astrónomos suizos Mayor & Queloz quienes vienen descubriendo planetas que orbitan en otra estrella diferente a la nuestra.

Hasta la fecha hay 3449 planetas extrasolares confirmados, 1264 son del tipo gigantes de hielo; 1043 gigantes de gas; 781 de tipo súper terrestre; 348 similares al tamaño de la Tierra y 13 de tipo desconocido. Se descubren a través de diferentes métodos de observación:

 

Dr. Octavio M. Guilera

 

Investigador Asistente del CONICET

Instituto de Astrofísica de La Plata (UNLP-CONICET) . Jefe de Trabajos Prácticos Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (UNLP). Miembro del Grupo de Ciencias Planetarias (IALP-FCAGLP) http://gcp.fcaglp.unlp.edu.ar/integrantes:oguilera:start

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

Acciones de Documento
Herramientas Personales