Secciones

28 de julio de 2017

  • Temperatura: 17,2 C
  • Sensacion termica: 17,2 C
  • Humedad: 77%
  • Presion: 1016,0 hPa
  • Viento: NNE a 14,5 km/hr
[+] info     

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

¡Dame un segundo!

Y lo tendremos en todo el mundo al mismo tiempo; en la Argentina será a las 21h Hora Oficial Argentina del 31 de diciembre de 2016. Esto es así por los cálculos que realiza el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia para que el Tiempo Universal Coordinado, una asociación entre relojes atómicos y la rotación de la Tierra sigan sincronizados. Dialogamos sobre esto con la Dra. en Astronomía, María Silvina De Biasi.

Por Alejandra Sofía.

-¿Con relojes atómicos y rotación terrestre tenemos todo solucionado?

Algo así. En la década del ´30 se pudo medir que la velocidad angular de la rotación de la Tierra no era constante, lo cual representaba un problema con la escala de tiempo utilizada -el Tiempo Universal, derivado del tiempo solar-. Recién a principios de la década del ’70 se  establece el Tiempo Universal Coordinado (UTC)  cuya unidad es el segundo atómico, que tiene una gran estabilidad.

 

 -¿Qué hace inconstante a la rotación de la Tierra?

Dos razones básicas, un “frenado” que producen las mareas, de 2 milisegundos por siglo, que hace que la Tierra vaya girando más despacio y que la Luna se vaya alejando de la Tierra. Actualmente nuestra Luna está a una distancia promedio de 380.000 km de nosotros, pero cuando se formó estaba mucho más cerca, a unos 14000 km. Es la suba y baja del agua y su rozamiento con las costas y el lecho marino lo que hace perder energía de rotación a la Tierra y lo “gana” la Luna, que va agrandando su órbita como si fuera una espiral.

Esa desaceleración secular es un efecto muy pequeño, pero hay otro efecto muy importante, de origen geofísico, del orden del milisegundo por el “reacomodamiento” de las masas que forman al planeta Tierra. La interacción de la atmósfera y de los océanos con la corteza también la desaceleran, por ejemplo, el efecto de los vientos es del orden de los 50 microsegundos, si bien es pequeño es mensurable gracias a la precisión de las técnicas de observación actuales.

 -¿Cómo ingresa en todo esto el tiempo medido con relojes atómicos?

La necesidad de contar con una escala de tiempo uniforme es que su unidad, el segundo, dure siempre lo mismo. Piensen en la cinta métrica que tenemos en casa para medir las dimensiones de los objetos cotidianos, si la cinta se estira o acorta, las medidas no serán confiables; con las escalas de tiempo pasa lo mismo, en particular el segundo del Tiempo Universal se va “estirando”, entonces  cada “tic-tac” de un reloj de Tiempo Universal no es igual al otro.

La mejor solución a este problema llega a todo el mundo el 1° de enero de 1972: la referencia mundial del tiempo es el Tiempo Universal Coordinado (UTC), su  unidad es el segundo atómico -escala de tiempo físico- con la particularidad de que no se aparte de la Tierra en más de 1 segundo; en caso de que suceda se agrega 1 segundo al UTC para que se mantenga “sincronizado” con la rotación de la Tierra.

 

 -¿Hay fechas establecidas para este segundo que se intercala?

Originariamente cuando se estableció la escala, se dijo que se iba a agregar ese segundo el 1° de julio y/o el 1° de enero a las 0:00h del UTC, pero nunca pasó que se agregaran en ambas fechas sino sólo en una. Las fechas elegidas fueron los 1° de enero y fue así de manera regular hasta el año 1999,  luego fue en los años 2006, 2009; después se cambió al 1° de julio de 2012 y de 2015 y ahora será el 1° enero de 2017.

 -Puede parecer que un segundo más no significa nada en la vida cotidiana…me despierto a la mañana y todo sigue igual.

Pero no lo es para muchas actividades como las transacciones comerciales, la aeronavegación, el transporte en general, los sistemas de georeferenciación como el GPS, etc., a los cuales un segundo más altera ciertas sincronizaciones e introduce problemas legales: existirán 2 segundos que metrológicamente valen lo mismo.

 

-Entonces, gráficamente ¿cómo sería ese agregado de segundo?

Para que se entienda más fácil, cuento cómo lo viviremos en la Argentina, recordemos que se hace al mismo tiempo en todo el mundo. En Hora Oficial Argentina pasaremos de las 20 horas 59 minutos 59 segundos a las 20 horas 59 minutos 60 segundos, y luego a las 21h  0 minutos 0 segundos; si escuchamos radio AM notaremos que en lugar de 6 tops habrá 7.

 

-Hay especialistas que sugieren abandonar el segundo intercalar.

Un grupo de astrónomos han hecho estudios que indican que si adoptamos como escala de tiempo al Tiempo Atómico Internacional -el Tiempo Universal Coordinado sin segundos intercalares- habría un desfasaje de una hora con la rotación de la Tierra para el año 2700. Personalmente creo que si decidiéramos adoptar al Tiempo Atómico Internacional en nuestros relojes, no estaríamos tan alejados de la rotación de la Tierra y no será inconveniente para muchas generaciones.

 

-¿Dónde y cuántos relojes atómicos existen en la Argentina?

 

Tenemos tres relojes atómicos que realizan localmente la escala del Tiempo Universal Coordinado; uno está en el Observatorio Naval Buenos Aires (ONBA), otro en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y otro en el Instituto Geográfico Nacional (IGNA).  Recordemos que el Observatorio Naval de Buenos Aires es el organismo encargado de generar, mantener y difundir la Hora Oficial Argentina, por decreto del Poder Ejecutivo.

  -Y se da una coordinación con todos los relojes atómicos del mundo.

Sí, es una escala de tiempo universal que se calcula a través de la lectura de todos los relojes distribuidos en el mundo, unos 600 en unos 80 laboratorios de tiempo. No existe un solo reloj que nos diga la hora en Tiempo Universal Coordinado.

 -¿Cuándo será el próximo segundo intercalar?

No está establecido aún,  lo informa con varios meses de anticipación el Centro de producción de los Parámetros de Orientación de la Tierra, oficina del Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y servicio de Sistemas de Referencia,   con sede en el Observatorio de París.

 

Dra. María Silvina De Biasi. Profesor Adjunto. IALP, CCT La Plata-CONICET.

 

 

 


 

Acciones de Documento
Herramientas Personales