Secciones

24 de abril de 2017

  • Temperatura: 14,5 C
  • Sensacion termica: 14,4 C
  • Humedad: 84%
  • Presion: 1010,8 hPa
  • Viento: S a 8,0 km/hr
[+] info     

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

30 años haciendo ciencia en el Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO)

Los aniversarios invitan a conmemorar, reseñar e ingresar en la memoria y la actualidad. El CASLEO, con su telescopio principal “Jorge Sahade”, se constituye como un referente en la astronomía argentina. Aunque nuestro país, sus astrónomos, utilizan para las observaciones e investigaciones, varios instrumentos y observatorios internacionales, CASLEO, es el sitio astronómico argentino disponible completamente para las diferentes observaciones y sigue ofreciendo buenas prestaciones a la ciencia nacional y al intercambio con colegas extranjeros.

30 años haciendo ciencia en el Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO)

avestruz CASLEO

12 de septiembre de 1986: Inauguración con invitado presidencial

En esa mañana, el entonces Presidente de la Rca. Argentina, Dr. Raúl Alfonsín, descendió del Tango 01 en la Pampa del Leoncito -14 kilómetros de largo por 5 de ancho donde hace millones de años se secó un enorme lago- una lonja arcillosa que sirvió de pista de aterrizaje. Un nutrido grupo de autoridades nacionales, provinciales, universitarias y público general, estuvo en el inicio formal de las actividades que ya habían comenzado tiempo antes.

La Universidad Nacional de La Plata fue la que desde décadas atrás poseía el “vidrio” del futuro telescopio; vaivenes políticos y económicos demoraron esta inauguración. El Dr. en astronomía Juan Carlos Forte reseñaba que “el telescopio “Jorge Sahade” es una idea de 1958, instalado en 1986. Todo el dinero del BID asignado a la UNLP se destinó al telescopio; llega en 1970 se va en 1985 a San Juan y antes estuvo 15

años en el parque del Observatorio de La Plata. El telescopio casi termina en el Observatorio Interamericano en Chile...”

 

CASLEO fue creado formalmente en mayo de 1983 como un Centro Nacional de Servicios para la Comunidad Astronómica. Entre sus fines y funciones se encuentran el de mantener, operar y administrar las instalaciones a su cargo brindando el servicio de observación astronómica a los investigadores autorizados a operar en su ámbito y efectuar toda otra tarea técnica y científica que contribuya al progreso de la ciencia astronómica. El CASLEO se creó -y así sigue siendo- dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) con la participación de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación y de las Universidades Nacionales de La Plata, Córdoba y San Juan.

Su instrumento base es un telescopio reflector de 215 cm de diámetro aportado por la Universidad Nacional de La Plata y bautizado con el nombre de "Jorge Sahade" en honor del precursor de la idea inicial que dio origen al Casleo. Este instrumento fue adquirido en los años 60 y durante la década siguiente se preparó el pliego para licitar la construcción de las instalaciones y se dieron los primeros pasos para adquirir las 76.000 hectáreas que hoy constituyen una Reserva Astronómica y Ecológica. En 1983, ya con un 40% de las construcciones realizadas, se inicia la organización administrativa, científica y técnica del nuevo observatorio. Comienza también el entrenamiento del personal que tendría a su cargo el mantenimiento del servicio. La obra se concluye en 1985. El sector construido supera los 2.000 metros cuadrados cubiertos.

La Dra. Nidia Morrell, actualmente en el Observatorio Las Campanas, Chile, y usuaria durante años del telescopio principal, recuerda, “cuando comencé a estudiar la carrera de Astronomía, en 1971, ya estaba el telescopio en el Observatorio de La Plata, guardado en cajas de madera, en los jardines, al fondo. Nos decían que ahí dentro estaba el telescopio con el que nosotros íbamos a trabajar. Durante toda la carrera soné con verlo funcionar, y desde que se instaló hice varios intentos de ir a trabajar allá, pero no tuve suerte. En cambio, fui a observar muchísimas veces, y muchos estudiantes, que ahora son astrónomos y profesores, hicieron conmigo sus primeras observaciones en El Leoncito”.

San Juan, Calingasta y los buenos cielos

El CASLEO está ubicado en el paraje denominado "El Leoncito" (dto. De Calingasta) que se caracteriza por una gran oscuridad de su cielo nocturno, más de 250 noches por año despejadas de nubes, casi sin viento, y con una atmósfera que en general es diáfana y exenta de contaminación. También el contenido de vapor de agua es escaso.

Por Ley Provincial Nro 5771, la calidad del cielo está preservada contra la posible contaminación y deterioro producido por el hombre y desde 1993 la Reserva Astronómica se encuentra protegida por la Administración Nacional de Parques Nacionales al crearse primero una Reserva Estricta y luego, en 2002, el Parque Nacional El Leoncito.

Telescopio “Jorge Sahade” y otros instrumentos

El telescopio “Jorge Sahade” es el más importante del Complejo. El montaje del instrumento fue realizado entre octubre y diciembre de 1984 y hasta mediados de 1986 se trabajó en la puesta a punto electromecánica del equipo. En marzo de 1987 el telescopio comenzó a ser utilizado por los astrónomos en forma sistemática para sus programas de investigación. Este instrumento es un telescopio reflector cuyo espejo primario tiene 215 cm de diámetro y el secundario 65 cm. Pesa en total 40 toneladas y se mueve con la precisión de un reloj a los efectos de compensar el movimiento de rotación terrestre cuando está siguiendo a un objeto astronómico para su observación. Su función es la de recoger la luz de estos objetos y hacerla confluir en un foco donde se instalan instrumentos auxiliares para analizarla.

Los instrumentos auxiliares pueden ser fotómetros para medir brillos, espectrógrafos para analizar la composición química y medir velocidades, polarímetros para medir porcentaje de luz polarizada, o simplemente detectores para observar imágenes directas. El Dr. Hugo Levato, primer Director de CASLEO hasta el año 2009 detalló que “a pocos años de su inauguración, varios países empiezan a intensarse en ubicar instrumentos en este sitio: los primeros fueron los brasileros, con un radiotelescopio solar de 1,5 m, luego, los canadienses mudaron un telescopio de 60 cm que habían instalado en Las Campanas y lo instalamos en el cerro Burek, el mejor lugar que tiene todo el predio.

Además hay sismógrafos, magnetómetros, cámara todo cielo para hacer luminiscencia y ver cuánto brilla el cielo nocturno en determinada longitud de onda, un GPS de alta sensibilidad que envía datos a la NASA para ver cuánto se ha movido el sitio -este es un lugar sísmico- y otros instrumentos que estudian temas diversos, no sólo astronómicos, en los que se necesita baja humedad, bajo contenido de vapor de agua en la atmósfera, etc. El apoyo recibido por parte de CONICET y la Agencia del Mincyt permitió cambiar detectores, comprar equipamiento de última generación, en especial detectores CCD”.

Desde mediados del año 2014 los astrónomos pueden hacer sus observaciones de manera remota, o sea, desde sus computadoras y sin viajar al sitio.

Ciencia y docencia

La Dra. Alicia Cruzado, Decana de la FCAG, destaca que “hay observaciones que necesitan un seguimiento en el tiempo y que sólo lo podes hacer con CASLEO, porque disponemos de muchos turnos de observación, a diferencia que en cualquier otro observatorio. Es nuestro observatorio, el más accesible”.

Son cientos los trabajos que se realizan a partir del instrumental ubicado en CASLEO; la observación y estudio de estrellas de diferentes características, galaxias, cúmulos estelares, son sólo algunos de los objetos celestes que se observan y que los astrónomos argentinos utilizan para investigaciones propias y con colegas de otros países.

La Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas de la UNLP financia en forma completa el viaje de los estudiantes que cursan las materias de Sistemas Estelares (3er. Año) y de Astronomía Observacional (materia optativa). Además, el Comité Científico de CASLEO -integrado por dos miembros de cada institución parte- organiza en aquel sitio, Talleres de manejo de instrumental astronómico para alumnos de la carreras de astronomía de las universidades nacionales de San Juan, Córdoba y La Plata.

Búsqueda de sitio

El Lic. en astronomía y actual Presidente de la UNLP, recuerda que “la búsqueda de un sitio apropiado, con los medios disponibles en aquellos años, seguramente fue una tarea épica por la aridez de la región, su lejanía de los sitios poblados, los accesos a los cerros elegidos.

Vaya un justo reconocimiento a Francisco Muñoz, Laurentino Cabrera, Juan Carlos Berneri, Eduardo Rodríguez Del Pino, Carlos Ischik, Carlos Genco y Santiago Requejo, quienes llevaron adelante la fase de campo de la búsqueda de sitio en condiciones harto difíciles. Otros esforzados colegas que participaron en alguna etapa no siguieron ligados al Observatorio mucho tiempo más. Desde San Juan tuvieron la valiosa cooperación de Sanguin y Sánchez, recordados miembros del Observatorio Félix Aguilar.

Cuenta Carlos Ischik que Francisco Muñoz tuvo a su cargo el entrenamiento de las personas designadas para las tareas observacionales, muchos de los cuales enfrentaban un telescopio por primera vez. Muñoz realizó una tarea digna de elogios y logró que todos adquirieran el conocimiento necesario.

En una ocasión, Ischik realizaba en el cerro Burek las observaciones de rutina. Se acompañaba en la soledad de la noche con una radio portátil y naturalmente escuchaba una radio chilena que podía sintonizarse sin dificultad. La emisora interrumpió su programación habitual para anunciar una noticia urgente “el ingreso desde el mar de una flotilla de platos voladores” que sobrevolaba el territorio chileno en dirección a la cordillera. Ischik estimó por la latitud en la que se encontraba que estaba en la “trayectoria de la flotilla”. Solo, en el cerro, miró hacia todos lados y lejos, hacia abajo vio un enorme resplandor plateado … A punto estaba de pedir auxilio al grupo que pernoctaba en la estación del OAFA cuando decidió mirar con más atención … y advirtió que ¡la Luna se reflejaba intensamente en el agua de una acequia desbordada!”.

Jorge Sahade, impulsor del CASLEO

El telescopio principal lleva su nombre porque el Dr. Sahade fue parte decisiva en la gestación de ese espacio astronómico. Él mismo contaba que de un crédito obtenido en el BID para el reequipamiento de las universidades argentinas “a la Universidad de La Plata le correspondió poco más de un millón de dólares; la idea era dedicar gran parte de los fondos de La Plata para la adquisición de un telescopio de dimensiones apreciables para el Observatorio. Cuando el Dr. Reynaldo Pedro Cesco me designó como encargado del proyecto de un telescopio para La Plata, lo primero que hice fue solicitar opinión a los astrónomos más importantes del mundo, los que apoyaron la idea con total entusiasmo. En seguida comenzamos a analizar posibilidades…el director del Observatorio Nacional de Kitt Peak, en Arizona, el Dr. Nicholas (Nick) Ulrich Mayall, donde se había erigido pocos años antes un telescopio de 2,15 metros de diámetro, nos ofreció obsequiarnos con los planos de dicho telescopio, lo que nos representaría un ahorro de 100.000 dólares en el costo total del proyecto, si es que nos decidíamos por uno igual para La Plata…”

Y así sucedió, el telescopio ubicado en San Juan es gemelo del de Arizona.

CASLEO: astrónomos y público general

CASLEO realiza un amplio programa de divulgación de la ciencia astronómica. Cerca de 6000 visitantes por año son recibidos en sus instalaciones en Calingasta para mostrarles las características técnicas de los equipos y el trabajo que con ellos se lleva a cabo. Las visitas guiadas tienen una duración aproximada de 30 a 40 minutos y en ellas se pueden conocer algunas de las instalaciones del observatorio, el telescopio "Jorge Sahade", y recibir una charla explicativa.

El Complejo dispone de una capacidad de alojamiento para unas 50 personas; lo que incluye al personal técnico, administrativo, de mantenimiento, cocina y limpieza afectado a las tareas en la montaña y a los investigadores que asisten a su turno de observación. Las instalaciones cuentan con comedor, sala de reuniones, una sala de recreación para el personal, oficinas administrativas y 26 habitaciones dobles con baño privado. También se dispone de internet, conexión telefónica y televisión.

Las necesidades técnicas están cubiertas a través de talleres de mecánica de precisión, de metalurgia y para vehículos, laboratorios de electrónica, óptica, y computación, y otras dependencias necesarias para la actividad técnica y astronómica que se desarrolla en el Instituto.

El Dr. Levato menciona que los ´90 comenzó una etapa de apertura a la comunidad donde empezamos un programa con apoyo del Ministerio de Educación de la Nación para llevar escuelas de los lugares más remotos; se quedaban tres. Cuatro días en Barreal (a unos 40km de CASLEO) y les enseñábamos temas de astronomía, luego subían al observatorio”.

 Fuente para parte de este artículo: http://www.casleo.gov.ar/

Acciones de Documento
Herramientas Personales