Sections

20 de noviembre de 2014

  • Temperatura: 22,4 C
  • Sensacion termica: 23,1 C
  • Humedad: 75%
  • Presion: 1014,4 hPa
  • Viento: NE a 14,5 km/hr
[+] info     

Skip to content. | Skip to navigation

Terremoto en Japón

Registros, datos, e información desde la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata.

 

Sismo en Japón
Geofísica María Laura Rosa
Departamento  de Sismología e Información Meteorológica

 

En la estación sismológica de La Plata se registró un sismo a partir de las 03:05:58 horas del día 11 de marzo de 2011, ocurrido a una distancia epicentral de 18163.7 km, cerca de la costa este de Honshu, Japón.
Según informara el Centro Nacional de Información de Terremotos del Servicio Geológico de Estados Unidos (NEIC-USGS), a las 02:46:23, hora oficial argentina, se produjo un sismo de magnitud momento 8.9. El fenómeno tuvo epicentro a los 38.32º de latitud norte y 142.37º de longitud este, a 130 km al este de Sendai, Honshu, Japón. La profundidad estimada del foco es 24.4 km. Durante las 11 horas posteriores de ocurrido el evento principal se produjeron 85 réplicas de magnitudes mayores o iguales a 5.0.

 

En el registro digital de la Estación Sismológica La Plata (UNLP) se observan las tres componentes del sismo de Japón: el registro Este-Oeste; luego el registro Norte-Sur y por último la componente vertical (comp. Z).



Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata explican acerca del terremoto ocurrido en Japón

Por Alejandra Sofía


Gabriela Badi es geofísica, docente e investigadora en el área de Sismología e Información Meteorológica de la Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas (UNLP). Junto a la Dra. Nora Sabbione, quien dirige ese Departamento, y su colega María Laura Rosa, responde a los  numerosos llamados telefónicos de distintos medios de comunicación del país. Mientras tanto, nos explica el mecanismo dinámico de nuestro planeta, que provoca bellezas paisajísticas como el relieve hasta liberaciones de energía tan enormes que conmocionan al mundo, como el último terremoto ocurrido en Japón.

-Gabriela, tenemos aún presentes, el terremoto de Chile de febrero de 2010 y el desastre que provocó el terremoto y tsunami en Sumatra, en el año 2004. Ahora sucede este terremoto considerado el más grande de Japón hasta la fecha y nuevamente un tsunami

Los terremotos que provocan los tsunamis son en general de magnitud bastante importante y ocurren en zonas costeras, en el caso del sucedido en Japón, se trata de un fenómeno de subducción: la placa del Pacífico se hunde por debajo de la placa Norteamericana y es así que se produce un sismo a una profundidad de aproximadamente 24 km. En esa zona se acumula mucha tensión y por eso el sismo es tan grande. Al producirse debajo del mar mueve una cantidad de agua muy grande en el momento en que se desplazan las dos placas. Se genera una ola que se propaga y afecta a la costa japonesa y luego se espera que llegue al otro lado de la costa del Pacífico (Chile, Hawai, Australia, Norteamérica).


Japón se encuentra en un marco bastante complejo, una zona de mucha actividad sísmica y en esta oportunidad ha sucedido el terremoto más grande de su historia y el cuarto más grande en el planeta, en la historia de la sismología instrumental, esto es, desde que podemos medir, tener registro de terremotos. Las dos placas se encuentran, chocan, van juntando tensión, se van deformando hasta que las rocas ya no pueden resistir semejante deformación -como sucede con cualquier material que uno deforma- y se rompe.

-La tectónica de placas, “gran tema” para ustedes los especialistas, y para el resto, algo que vimos en la escuela

Es cierto, estudiamos las placas tectónicas, cómo se mueven, los procesos asociados a ellas… la parte superficial de nuestro planeta tiene un comportamiento casi rígido y se encuentra fracturada en muchas placas, eso es la tectónica de placas. Nuestro  planeta es un planeta dinámico, tiene movimiento en su interior, tiene calor.
Algunas capas de la corteza terrestre tienen comportamientos casi rígidos y por eso las capas más rígidas se desplazan por encima de las capas más viscosas. Las capas  rígidas -como el planeta no crece ni se achica-  en algunos casos, chocan, convergen o también divergen, se separan. Cuando dos placas se separan sale material desde adentro de la Tierra, formando nueva corteza. Cada vez que eso sucede en un algún borde de placa, en el otro borde tiene que consumirse, por esto que decimos que el planeta no se granda ni achica. Cada borde de placa tiene su propia actividad.


-¿Cómo miden lo que sucede en el mar?
 
Las mediciones se han hecho a través del centro de alertas de tsunamis del Pacífico que dependen de la Organización de Estudios de la Atmósfera de EEUU; ellos han medido olas de más de 3 metros – se mide desde el nivel medio de la altura del mar- y estarán llegando a las costas de Chile a las 02:50 Tiempo Universal del día de mañana (tres horas menos para la Rca. Argentina, esto es a las 23:50 de hoy, 11 de marzo).
Una red de sismógrafos localiza en forma automática estos terremotos. Cuando ocurre un terremoto importante, de magnitud alta y en zonas costeras hay una red mundial de estaciones sismológicas que envía datos en forma automática por Internet a centros de recolección de información y allí se hacen los cálculos.

Con terremotos de mucha magnitud en zonas costeras y a partir de evaluar cómo es el mecanismo del evento, qué desplazamiento produjo, de tierra y de agua, y a qué velocidad se mueve esta ola a lo largo del océano, se pueden dar tiempos de arribo a distintos lugares, las alertas tempranas permiten evacuar a la gente si fuera necesario.

-Te consultan mucho sobre la incidencia del hombre en estas catástrofes

El hombre no es la causa de estos fenómenos; son parte de la naturaleza de nuestro planeta que tiene actividad en su interior, que no está quieto. Gracias a ello tenemos cosas hermosas, relieves que disfrutamos en vacaciones y, lamentablemente,  el planeta también genera estos movimientos que causan tanto daño material y humano.

-Aún no se pueden predecir los terremotos pero sí se avanza

En cuanto a la siempre deseada predicción de terremotos, hasta el momento se conocen las zonas sísmicas y se trata de hacer cálculos estadísticos pero los estudios se hacen casi sobre la marcha. Hay estudios –hubo uno en relación a Chile- que muestran zonas sísmicas en las que hace muchos años no ocurren sismos de gran magnitud. En el caso de Chile, toda la costa chilena había quebrado pero donde sucedió el terremoto de febrero de 2010,  no se “rompía” desde la década del ´30. Mediante el uso de GPS se sabía que había una deformación importante, entonces se suponía que iba a romper en esa zona y de manera violenta, pero no cuándo ocurriría. O sea, no sabes cuándo y ni siquiera si esa energía acumulada se liberará de una sola vez o en varias veces.

-En Japón hubo un sismo importante el día miércoles
 
Sí, hubo un terremoto anterior, el miércoles 9, fue de magnitud 7.2  pero en ese momento no se puede saber si ese era un terremoto denominado principal o un denominado precursor, que es el que “avisa”  acerca de uno mayor. Luego vendrán las réplicas, coletazos que se producen en las placas porque todavía las tensiones acumuladas no se terminan de acomodar; pueden durar semanas, meses y hasta años. Se dan en la misma zona donde ocurrió el terremoto, aunque pueden suceder no en el exacto punto. En el caso japonés, se han dado más de 80 réplicas hasta el momento con unas 18 de magnitud mayor o igual a 6.
En el último terremoto grande en Chile no hubo precursor sino un terremoto  principal y luego réplicas que aún hoy siguen sucediendo.

Es importante señalar que si se produjera un terremoto en otra parte del planeta en este momento, no se trataría de una réplica sino que es un terremoto independiente, porque el planeta sigue con su dinámica independientemente de lo que ocurre en Japón.


Datos sobre tsunamis

Un tsunami se puede producir por un terremoto en el fondo oceánico -la causa más común- pero también por una erupción volcánica, un deslizamiento de suelo submarino o un impacto de meteorito.

Los tsunamis se pueden generar cuando el fondo del mar se deforma abruptamente y desplaza verticalmente las aguas que están sobre él. Un tsunami no es como comúnmente se cree, una ola común pero más grande; es más bien como una permanente oleada que arrasa todo lo que alcanza. El mayor daño es causado por la gran cantidad de agua detrás del frente de la ola inicial y así el nivel del mar crece rápidamente e ingresa a tierra.

Una ola de tsunami en aguas abiertas puede medir no más de un metro y es por eso que generalmente no lo perciben ni las personas que puedan estar allí o los barcos. El fenómeno hace que a medida que las olas viajan a velocidades entre 500 a 1000 km/h hacia la costa, cuando finalmente llegan han sufrido como un escalonamiento de esa masa de agua.

Al llegar a las costas, las ondas de los tsunamis conservan su periodo pero no su velocidad que se acorta con la disminución de la profundidad. Generalmente el tsunami comienza con una considerable bajamar y luego de unos minutos se muestra con varias olas destructoras.
Los tsunamis suelen ocurrir en el "Anillo de Fuego" del Océano Pacífico y allí existen sistemas de alarma.

Datos sobre terremotos


Los terremotos son vibraciones elásticas en la Tierra producidas por una liberación brusca de energía. Por su origen pueden ser naturales o artificiales (de explosión). Entre los primeros existen los tectónicos, volcánicos y de colapso. Comúnmente se designa con el nombre de temblores a los fenómenos más débiles y se reserva el de terremotos a los de mayor intensidad. También suele llamárselos con el nombre de sismos, originado en el griego "seismos" que significa sacudimiento o agitación.


Recordemos que la magnitud de un terremoto referencia al tamaño del mismo, a la cantidad de energía liberada; la intensidad de un terremoto nos señala el tamaño del terremoto según los efectos del mismo, es decir, los daños que ha causado en la oblación, en las construcciones y en le terreno. La  escala más utilizada en el hemisferio occidental es la  Mercalli Modificada (MM). Contiene doce grados y se designa con números romanos (I a XII). A diferencia de la magnitud, no es una medida instrumental sino subjetiva. Un sismo de intensidad I, es imperceptible, sólo lo registran los sismógrafos, un sismo de intensidad XII, significa destrucción total.

 

Document Actions
Personal tools