Secciones

18 de noviembre de 2017

  • Temperatura: 9,9 C
  • Sensacion termica: 9,7 C
  • Humedad: 78%
  • Presion: 1011,1 hPa
  • Viento: WNW a 19,3 km/hr
[+] info     

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Boletín 302. 10 de diciembre de 2010.


El material periodístico y fotográfico puede ser reproducido siempre que se cite la fuente.



Este Boletín también está disponible en:
http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/~extension/302/




Sumario

-Premios a investigadores de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas. Dres. Gustavo Romero y Marcelo Miller Bertolami

-Estromatolitos: una historia reciente y a la vez muy antigua que se escribe en la Puna y se especula en Marte. Entrevista a la Dra. María Eugenia Farías
-El anuncio de NASA sobre bacterias que viven en arsénico

-El 127° aniversario del Observatorio Astronómico de la UNLP en imágenes
-Observaciones astronómicas -La Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas en los medios de comunicación
 




Entrevistas y redacción de textos: Per. Alejandra Sofía.
Fotografías: Guillermo E. Sierra.
Editor responsable: Lic. Rodolfo Vallverdú.
Webmaster y corrección de textos: Dr. Edgard Giorgi.



Premios a investigadores de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas

El próximo jueves 16 de diciembre a las 11 la UNLP hará entrega de los Premios a la labor científica tecnológica y artística. En la ceremonia se premiará a integrantes de esa Universidad; de nuestra Facultad se distinguirá al Dr. Gustavo Romero en la categoría Investigador Formado y al Dr. Marcelo Miller Bertolami, en la categoría Investigador Joven.
El acto tendrá lugar en la Sala de Sesiones del Consejo Superior de Presidencia. (Calle 7 N 776).
 




El 127° aniversario del Observatorio Astronómico de la UNLP en imágenes
Fotografías: Guillermo E. Sierra

Son aquellas que capturan la alegría y emoción de quienes fueron homenajeados y todo el público presente. Una lectura más de lo que cada uno lleva consigo cuando suceden estos actos que quedan en la memoria individual y colectiva de la Institución.

Ver imágenes:

http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/~extension/302/distinciones/

http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/~extension/302/diplomas/
 




Estromatolitos: una historia reciente y a la vez muy antigua que se escribe en la  Puna y se especula en Marte


Por Alejandra Sofía

Una mujer sonríe plena ante la cámara fotográfica. En sus manos tiene una roca grisácea y el paisaje que la enmarca es de una belleza impactante. Aguas verdosas azuladas, montañas a lo lejos y un suelo arenoso casi blanco.

Es un día único para ella y luego lo será para muchos. Casi por casualidad, como sucede en variados descubrimientos científicos, la Dra. María Eugenia Farías ha descubierto la evidencia de cómo se originó la vida en nuestro planeta. La Puna alberga esta "riqueza" y ella, desde hace poco más de un año se impuso una premisa: preservar, divulgar y hacer que nuestro país - y no otros- sea depositario de las patentes que deriven de este patrimonio invaluable. ¿Qué ha descubierto esta científica argentina repatriada a fines de 2001? Estromatolitos, los primeros fósiles que se conocen sobre la Tierra.

El detalle, no menor, es que en aquella zona, también hay estromatolitos vivos y a más de 4000 metros sobre el nivel del mar.

Ver imágenes:
http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/~extension/302/entrevista/


La Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata invitó a dar una charla a esta científica que vino a Buenos Aires a entrevistarse por ese tema con el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Dr. Lino Barañao. Su charla atrapó a la audiencia; en un despliegue de fotografías de los estromatolitos a nivel microscópico y natural y otras tantas del paisaje marco de este hallazgo, nos anoticiamos del significado científico, económico y cultural de los estromatolitos. Mediante extractos de su charla y una entrevista, María Eugenia Farías comparte esta historia que ya no le pertenece porque ha sido apropiada por la comunidad local, nacional e internacional.


Una breve y descriptiva historia de los estromatolitos y la vida en la Tierra

¿Qué son los estromatolitos? Son los primeros registros fósiles que se conocen sobre la Tierra; son asociaciones de algas y bacterias que precipitan minerales; van formando una gelatina y éstas captan los minerales. Hay una serie de procesos físico-químicos como la fotosíntesis y la respiración que van cambiando el pH y eso hace que haya una precipitación de minerales. Los estromatolitos son capas de algas y bacterias que van creciendo y cuando ellos mueren queda el registro fósil que es lo que estudian los geólogos y los han usado para describir la vida en la Tierra. Coexisten con estromatolitos fósiles y son fuentes de nuevas especies de bacterias y cianobacterias.


¿Qué importancia tienen los estromatolitos? Para saberlo hay que hablar un poco de la historia de nuestro planeta. Hace 4500 millones de años la Tierra era muy distinta a como la conocemos hoy; había una enorme actividad volcánica, no había capa de ozono y entonces la radiación ultravioleta penetraba hasta los mares y la vida era imposible, no había casi oxígeno. Las primeras moléculas fueron asociándose, un ADN que se incluyó en una capa lipídica y pudo auto replicarse y empezaron a salir las primeras protocélulas que vivían en un ambiente muy estéril, muy hostil, donde no había oxígeno, usaban como fuente de energía, el arsénico, el hierro: "comían piedras".

La energía era muy difícil de obtener y por lo tanto era mucho más difícil dividirse y evolucionar. Algunas bacterias se asociaron con otras bacterias e inventaron la fotosíntesis que empezó a liberar oxígeno y éste creó la capa de ozono. Hubo también otros cambios pero el resultado final es que gracias a los  estromatolitos se liberó oxígeno en la atmósfera, se creó la capa de ozono y al crearse ésta, la radiación ultravioleta ya no entró a las aguas y entonces la vida salió de los fondos de los mares y empezó a conquistar las costas y la tierra. Se empezó a liberar oxígeno y por eso fue más fácil obtener energía y de ahí más fácil dividirse y más fácil evolucionar. Toda esta historia empezó, al menos se sabe por los registros fósiles, hace 3500 millones de años. Los estromatolitos cubrieron la Tierra y produjeron todos estos cambios. La primera evidencia de la fotosíntesis orgánica es de hace 3500 millones de años y cuando los estromatolitos crearon ese ambiente apto para la vida, comenzaron a tener competencia, empezaron a retroceder, dejaron de cubrir el planeta y aparecieron otras formas de vida.

Después de que ellos cambiaron la historia de nuestro planeta fueron desapareciendo; en el medio hubo grandes extinciones masivas; cada vez que se accionaba el dióxido de carbono, la vida se extinguía, es decir, si la cosa se ponía fea, ellos volvían a conquistar la Tierra, a producir oxígeno y a volver a adaptarla para esta vida oxigénica que conocemos hoy?.

----------

El anuncio de NASA sobre bacterias que viven en arsénico

Luego de realizada esta nota, surgió el anuncio de la NASA que nos llevó a contactar nuevamente a la Dra. Farías. Esto nos dijo al respecto.

-La NASA publicó un trabajo sobre bacterias que pasaron de consumir fósforo a consumir arsénico y que lo lograron en un ambiente de laboratorio. ¿No es algo similar a lo que hacen  los estromatolitos?

Nuestros ambientes son hiper "arsenicosos", nuestras bacterias sobreviven en grandes cantidades de arsénico, tienen genes para resistirlo y los trasmiten a través de elementos móviles, hay que ver si lo que dice la NASA se da en la naturaleza o es sólo algo que se da en el laboratorio.

-¿Cuánto de novedoso tiene ese hallazgo? ¿Abre realmente otras nuevas puertas en cuanto a la astrobiología?

Sí, es muy novedoso, hay mucho para comprobar todavía pero si la cadena de ADN se sintetiza con arsénico (As) en vez de fósforo (P), estaríamos ante el derrumbamiento de grandes paradigmas de la biología. Igual creo que todavía hay que investigar mucho más.

-Para ser gráficos, antes de esta comunicación de la NASA ¿no se sabía que esto existía?

Se intuía, se pensaba, se postulaba, el P y el As son elementos muy parecidos, de hecho el As es tóxico porque reemplaza al P; los experimentos de la NASA son algo muy alentador, pero creo que hace falta investigar más.
----------

Ambiente y paisaje donde se encuentran los estromatolitos

Quedan muy pocos lugares en el mundo donde existen estromatolitos vivos: Cuatro Ciénagas en Méjico, Bahía Tiburón en Australia, Andros Island en Bahamas y YellowStone en Estados Unidos. Lo interesante es que todos éstos están a nivel del mar y asociados a climas tropicales.

Nosotros encontramos estromatolitos en La Puna a 4000 metros sobre el nivel del mar, es la primera vez que se registran estromatolitos a esta altura y en estos ambientes tan fríos y tan desérticos. Son los más raros del mundo.

Son los más irradiados, más anoxigénicos y los que viven en condiciones más similares a esta Tierra primitiva. Espero haberlos convencidos de por qué son tan importantes los estromatolitos de la Puna. ¿Por qué llamaron tanto la atención de los científicos cuando fueron descubiertos? Porque si nosotros queremos estudiar los orígenes de la vida, cómo se llevan a cabo los ciclos geoquímicos, lo mejor  para estudiarlos van a ser los estromatolitos de la Puna.

Los primeros estromatolitos que descubrimos son los de Laguna Socompa, estos ambientes están rodeados por intereses económicos muy importantes, como la minería del litio. En una carrera contra el tiempo empezamos a buscar cuáles eran los lugares interesantes para preservar para que la minería no los destruya y estamos bregando para que todo ellos sean declarados Reserva.

Se hallaron estromatolitos en Laguna Vilama a 4650 metros s.n.m., tienen un grupo bacteriano distinto; queremos que se declare Parque Nacional. También encontramos en Salina Grande, esos arrecifes de coral que están en medio de la Puna; Laguna Diamante que está dentro de un cráter del volcán Galán, que todavía no se sabe si está o no activo.

Los Ojos de mar de Tolar Grande tienen pH 5, salinidad de 150 partes por millón y está formado por yeso. En ese sitio habrá un Observatorio Astronómico y será el primer gran proyecto de turismo científico de la Puna, un polo de atracción turística.

Luego encontramos en laguna Diamante una especie de minerales asociados a bacterias que sobreviven en condiciones muy extremas: pH 11, muy cercano a la soda cáustica, salinidad de 180, y un contenido de arsénico de 200mg. por mililitro. Otras lagunas son Laguna Verde y laguna Cabe.

La temperatura de las lagunas en verano es de alrededor de unos 28 grados y en invierno 2 grados.

En los estromatolitos tenemos todas las asociaciones microbiológicas donde se llevan a cabo todos los ciclos geoquímicos que suceden en la Tierra, todos en apenas unos milímetros, desde la luz como fuente de energía, toda la historia geoquímica de nuestro planeta está representada en ellos. Otra cosa que encontramos es que muchas de las bacterias son bacterias nuevas, son organismos no conocidos.

En Laguna Socompa, además de estromatolitos vivos hay fósiles. Esto lo comparo con la película "Jurasic Park" cuando el paleontólogo que estudiaba huesos toda su vida e imaginaba el comportamiento de los dinosaurios luego los ve vivos. Nosotros también encontramos estromatolitos vivos en el mismo sistema en que están los estromatolitos fosilizados. Y cuando estudiamos ambos no encontramos diferencias.

La erupción de un volcán expulsó mucho sílice y los estromatolitos quedaron "momificados" igual que lo que sucedió en Pompeya. Están en perfecto estado de conservación y si le muestro una foto a un experto no sabrá cuál es moderno y cuál fosilizado.

Lo más interesante es que hemos logrado cultivarlos en el laboratorio por primera vez, los trajimos de allá, tratamos de mantener las mismas condiciones de su zona. Es la primera vez que se hace y hace ocho meses que siguen vivos, lo único que tienen es agua con sal y luz. Todas sus capas están vivas y están produciendo el sulfrídico, ese olor feo. Están en un freezer a  -20 grados, no se congelan, ellos están acostumbrados a vivir a -40 grados en la Puna.

En cuanto al calentamiento global, no es la primera vez que la Tierra es invadida por dióxido de carbono y tenemos efecto invernadero, esto ya pasó cuatro veces, y llevó a extinciones masivas; los que arreglaron esta situación siempre fueron los estromatolitos. Esto llevó cientos de millones de años.

Capaz que con la biotecnología podemos hacer que estos micro organismos capten dióxido de carbono en ambientes donde no hay captura de dióxido de carbono como son los desiertos.

En la Tierra y por qué no en otros planetas. ¿Marte tal vez?

Otra de las cosas que parece de ciencia ficción es que la Puna es el ambiente más parecido a Marte en la Tierra, entonces la astrobiología, que se plantea la vida extraterrestre ya sea en forma de molécula o bacteria ve que el mejor lugar para estudiar es la Puna. La teoría de la panspermia dice que la vida se extiende por el universo a través de meteoritos o polvo cósmico en forma de una molécula; esta vida llega a un planeta que es hostil como era la Tierra hace 4500 millones de años y prepara ese ambiente hostil para que haya más vida. Cada vez hay más datos que soportan que esta teoría sería realidad.

Hay un trabajo hecho en base a fotos de Marte que infiere que allí habría estromatolitos. Todo esto fue hecho desde el año pasado con un descubrimiento para el cual ni siquiera teníamos proyecto ni becarios, sólo era y es entusiasmo. Soy científico como ustedes, la vida del científico es pedir proyectos, publicar, formar gente, además de una serie de inconvenientes en el medio. Hacemos también publicaciones en el exterior, algunos terminamos mejor que otros.

Comunicar, preservar, divulgar

La Dra. Farías reseñó el trabajo de la paleontóloga Teresa de Bianco que vive en Bahía Blanca y que estuvo luchando casi 20 años para preservar del deterioro y daño a unas huellas de mamíferos extintos que descubrió en la playa. "Pasaron 20 años, parte de las huellas están destruidas. Recién al año pasado se alambró el lugar y ahora quieren declararlo patrimonio de la humanidad".

Hablando con ella me dijo -y lo he tomado muy a pecho- que es el científico que descubre algo quien debe hacerse cargo de su descubrimiento frente a la sociedad donde vive; que de nada sirve si eso no es protegido o tiene impacto directo en la sociedad que uno vive. Me di cuenta que algo muy interesante era usar la divulgación científica. ¿Y qué se necesita para ello? Primero, científicos que se quieran comunicar con la sociedad, por otro lado una sociedad receptora, una sociedad con cultura, creo que eso se está dando en la Argentina. Y también necesitamos un periodismo que esté preparado para divulgar.

El 10 de agosto de 2009 se descubrieron los estromatolitos y una de las primeras cosas que indico es ir directamente a la comunidad de unos 100 habitantes para que ayudaran a que no ingresen las camionetas 4 x 4 a los Ojos de mar; a los 16 días estaba todo vallado. Se hicieron cursos de capacitación para que la gente del lugar fuera guía del lugar. Lo más increíble es que Tolar Grande recibió 1 millón de pesos para instalar cloacas y evitar que los efluentes cloacales debajo del pueblo sigan contaminando a los Ojos.

Hace un tiempo salí en la revista Gente, fueron seis páginas y varios colegas me criticaron mucho; el ministro Barañao me dijo que si hubiera más científicos en esas revistas habría seguramente más dinero para la ciencia porque el pueblo que paga impuestos entiende que su dinero se usa para eso.

La historia de la divulgación científica de los estromatolitos empezó con tres artículos seguidos desde el 16 de agosto de 2009 en tapa del diario El Tribuno. Cuando vi que había problemas de contaminación en uno de los Ojos de mar de Tolar Grande fui a las autoridades y les expliqué unas tres veces el problema pero no pasó nada. Luego de la nota, ese mismo día, tuve una  reunión con el ministro de medio ambiente en Salta. Luego salió una nota en Clarín -el 6 de septiembre de 2009- que tuvo muchísimo impacto, me hicieron muchísimas entrevistas radiales y se dispersó en todos los diarios del país; luego salió en el diario La Nación, allí me empecé a animar y decir que hacía falta cambiar las leyes porque el patrimonio genético no son solamente las momias y los restos de dinosaurios: el patrimonio genético son  los estromatolitos y si nosotros no los declaramos, después va a venir una empresa se va a llevar los estromatolitos y nosotros vamos a comprar las patentes que puedan surgir de este patrimonio genético.

Luego de esta última nota, el 28 de septiembre me llamaron de la Cámara de Diputados y ya hay dos proyectos de leyes, fue muy rápida la reacción. Luego salió en la revista Nature, ese día fue muy emocionante, por primera vez salió la palabra Tucumán en Nature y de allí se dispersó a todo el mundo.

Otra historia relacionada con los estromatolitos es la historia del  de agua de Socompa. La laguna que tuvo primeros estromatolitos encontrados es la del volcán Socompa que es mitad argentina y mitad chilena. Del lado chileno está la mina La Escondida, la más grande del mundo en cobre para la cual llevan agua del mar -a unos 500 km- y la deben desalinizar. Pero nosotros tenemos agua y no se les ocurrió nada mejor que sacar agua de aquí sin estudios de impacto ambiental y con el beneplácito del entonces gobernador Romero. Gracias a la Pachamama, a Dios o a lo que quieran, Antonio Oeni, un periodista del diario El Tribuno de Salta, que estaba investigando sobre las minas antipersonales en la frontera con Chile, descubrió que estaban haciendo perforaciones para sacar agua. Esto le costó dejar de ser jefe de redacción y pasar a ser el último orejón del tarro. Gracias a salvar el agua se descubrieron los estromatolitos y por aquella nota El Tribuno ganó el premio de ADEPA.

También hubo otro fenómeno relacionado con el turismo, las empresas de 4 x 4 empezaron a recibir más pedidos para conocer la Puna.

Se declaró de interés en las cámaras de Diputados y Senadores de la Nación y de Salta y de Jujuy. La historia se repitió cuando en Pascuas salieron los estromatolitos de laguna Diamante en la tapa de La Nación; de nuevo salimos en Nature. La provincia de Catamarca dio media sanción a un proyecto de ley para declararla Reserva.

Ciencia+turismo+economía+legislación+patrimonio

A través de la investigación científica el paisaje tiene valor agregado. El Cerro Macón donde iban a instalar un telescopio que finalmente se va a poner en Chile. Un descubrimiento científico tiene impacto en los medios, en lo turístico, en la comunidad, en la economía y el medio ambiente y requiere inmediatamente una respuesta del gobierno. Si uno de esos puntos se corta se arruina todo.

Es un tema que interesa a la paleontología, la geología, la microbiología, la astronomía, la historia, etc.

Hay que evitar que el patrimonio genético lo tengan otros que después terminan vendiendo las patentes al mismo lugar de donde sacaron el patrimonio; eso es cambiar vidrio por oro, lo mismo que sucedió hace 500 años, entonces ese tema es una cuestión de leyes y una cuestión de cultura.

El Tratado de Río de Janeiro de 1980 sobre biodiversidad dice que quien es originario de un sitio donde hay patrimonio genético, sea de planta o animal, parte de la regalía que se obtenga, por ejemplo de un medicamento que surja de aquel, debe ser dada a la comunidad.

En la Puna hay muchos intereses económicos sobre todo por litio que es estratégico y el altiplano andino es el tercer reservorio. No hay centímetro en la Puna que no esté pedido para el estudio de existencia de litio.

En septiembre de 2010 cambió el Ministro de Medio Ambiente en Salta y hemos pedido nuevamente que  se declare Reserva  a la laguna de Socompa. Antofagasta de la Sierra y Laguna Diamante fueron propuestas como patrimonio de la humanidad.

Final feliz

Otra cosa que se tuvo muy en cuenta y creo que por eso vamos llegando a un final feliz es que desde el primer momento se involucró a la comunidad.

Los primeros en enterarse de que tenían estromatolitos y qué eran fueron los habitantes de Tolar Grande. Personalmente me arriesgué a que el tema de los estromatolitos fuera publicado por otro antes que por mí, pero si esto esta preservado ¡qué importa! Acá fue al revés: primero preservar y después publicar.

Quiero dejarles la ilusión de que un descubrimiento científico pueda preservar un ambiente y pueda generar condiciones económicas para que los niños de la Puna, que soportan las mismas condiciones que los estromatolitos, puedan tener una vida más digna, y para mis hijos que me acompañan cuando pueden y me extrañan cuando no estoy.


Ahora la entrevista

-María Eugenia, suena original que haya un grupo de gente trabajando en un Laboratorio de Lagunas Andinas

Antes se llamaba Laboratorio 27 pero una vez nos presentamos a un proyecto de National Geographic y nos dimos este nombre para contar quiénes somos, qué nos identifica; luego hicimos una página Web. Dependemos de PROIMI, Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos, del CONICET. En el LIMLA tenemos un investigador de CONICET, cinco becarios trabajando en su tesis y dos que ya terminaron; la mayoría son de Salta, Jujuy, Tucumán y ahora hay de Rosario y becarios de Alemania. La política del Laboratorio es que no somos proveedores de muestras para extranjeros; la parte de biología molecular se aprende afuera pero se aplica acá aunque lleve el tiempo que lleve, los recursos se van a formar pero vuelven.


-¿Cómo es tu punto de partida para llegar a este descubrimiento?

La historia empieza cuando regresé al país con el Programa de Repatriación de Científicos Argentinos y el entonces Director del PROIMI me pidió que trabajara en  ambientes extremos; uno de ellos era en el Canal de Beagle y los ambientes peri antárticos pero luego salió este proyecto de lagunas. Al principio, nos prestaban hasta las botas de goma para trabajar en la zona.

Empezamos buscando bacterias que sobreviven en esos ambientes con mucha radiación ultravioleta. Luego trabajamos en biodiversidad. El primer subsidio fue en el año 2004, de la Fundación Antorchas, después de la Agencia de Ciencia y Técnica de la Nación y a partir de tener más dinero empezamos a abrir más líneas de investigación e ir más profundo. El primer trabajo con impacto es del año 2005 y no hemos parado de publicar -26 trabajos en estos 6 años- establecimos muy buenas colaboraciones internacionales, ya tenemos tres tesis doctorales, y uno de ellos es becario Humboldt.

-¿Hay muchas lagunas andinas?

Sí, hay muchas; la Puna, desde Jujuy hasta San Juan, está plagada de lagunas y cada una es distinta en sus condiciones químicas. Lo que tienen en común es que todas están muy altas, por sobre los 3600 a 4000 metros s.n.m.  y expuestas a las mismas condiciones ambientales. Algunas son muy salinas, otras dulces, con distintas profundidades, pH, salinidad, etc., diferentes para estudiar la vida.

-¿Qué buscabas inicialmente, estromatolitos?

Estudiábamos bacteria q viven en lagos extremos y las encontramos viviendo de una forma absolutamente fascinante!!! No, nunca me imaginé que iba a encontrar algo así, superó todas mis expectativas.

Este hallazgo fue el final de una prospección q lleva 8 años y el comienzo de una historia que me va a llevar el resto de la vida (que espero que sea larga...je); yo digo que esto es una militancia que invade tu vida persona y tenés que tener un estado físico especial, no fumar y tener estado mental para pasar tiempo aislado a grandes alturas.

El descubrimiento fue medio casual, las campañas son muy caras, por lo tanto son rápidas, muestreas de una a tres lagunas por día y bajas, el alquiler de camionetas es caro. Ese día hicimos trabajos en Laguna Socompa, esto es tomar muestras del agua, filtrarla, extraer el ADN; todo lo hacemos in situ. Habíamos terminado la otra parte del trabajo en el volcán Socompa y yo decidí bajar un día antes, me quedé sola en la base del destacamento Socompa y tuve tiempo de recorrer la zona, fui en camioneta por otro lugar más inaccesible y caminé tranquilamente. Empecé a sentir el olor típico del ácido sulfrídico y  al acercarme los encontré ¡Fue algo impresionante! A partir de ahí pensé que podía haber estromatolitos en otras lagunas y así fue: había en Tolar Grande, en Diamante, en Vilama y ahí empezamos a luchar para conservarlos.

Lo primero que me pregunté fue ¿lo cuento o no lo cuento? La decisión de divulgarlo fue cuando me enteré que el agua de Socompa estaba amenazada, que la quisieron extraer para la minería en Chile y que en cualquier momento se re iniciaba ese proyecto. Y cuando vi el primer Ojo de mar de Tolar Grande contaminado me decidí a contarlo.

-Fue una decisión audaz que lo divulgaras

Decididamente lo fue pero salió bien. Fui imprudentemente optimista y eso es lo que hizo que esta historia tenga este final. Pensé que se podía preservar y así fue. Las publicaciones científicas algunas ya salieron algunas y otras están en camino.

Cuando me llamó la corresponsal de la revista Nature no le creí, pensé que era una broma de una amiga. Los medios nacionales publicaron mucho sobre el tema, está en la Web en muchísimos sitios. He hablado con astrónomos, geoquímicos, biólogos, comunidades indígenas, escuelas, operadores de turismo, y todo el mundo lo entendió, lo hizo propio. Lo más importante es transmitir que es un patrimonio nacional. Esta historia la conté a gente que no hizo la primaria y la entendió y la hizo suya. Me impacta la comunidad de Tolar Grande, ¡me emocionó la instalación de cloacas!

Todo esto también replicó en las escuelas. Este año ya hay chicos de escuelas secundarias que están estudiando el origen de la vida con los estromatolitos de Socompa.

Fue esencial hacer divulgación, no es que yo lo haya contado lindo, también es que la gente lo supo escuchar porque tiene una formación, una avidez de conocimiento que antes no había; creo que es el trabajo fino del Ministerio de Educación, la Ley de Medios, son cosas que veo que están cambiando en la Argentina.


-¿Cuáles son las aplicaciones principales de los estromatolitos?

Principalmente es en relación a la industria farmacéutica, son antitumorales, antioxidantes, sirven para filtro solar. También son útiles para la bio remediación, estas bacterias se usan en ambientes de derrame de petróleo, por ejemplo. Y luego el bio-combustible; producir un combustible requiere agua que sacas al consumo humano. Estas algas sobreviven en agua que no le sirve a nadie porque son muy salinas y con arsénico. Además captan dióxido de carbono en ambientes desérticos

-¿Qué sigue a este proceso de poco más de un año?

Tuve una entrevista con el Ministro Barañao, le comenté la importancia de que la Argentina financie la metagenómica (el conocimiento de la secuenciación de todo el ADN de la comunidad).

Si no hacemos la metagenómica perdemos el tren. Es algo muy caro y de punta y en la Argentina hay tecnología para hacerlo. Hace 6 meses se inauguró un instituto con un pirosecuenciador que es de última generación y con esto queremos hacer nuestro trabajo acá, aunque tenemos ofrecimientos concretos del exterior. Queremos que la información, las patentes que puedan salir sean argentinas y por eso solicitamos apoyo, no para que sea un proyecto mío sino que sea un proyecto de país con mucha gente involucrada, la escuela de bioinformaticos de Argentina el INDEAR en Rosario, la Facultad de Geología de la UNLP. Ellos son los que saben en esa materia, a mí no me alcanza esta vida porque todo esto es un proyecto enorme.

Luego de investigar y patentar a los estromatolitos, el Ministerio de Ciencia y Técnica invertiría para que toda la metagenómica se haga aquí, dejando de lado las muchas ofertas de otras partes del mundo.

En Salta están trabajando en el decreto para la declaración de reserva a los Ojos de mar y a laguna Socompa



María Eugenia Farías nació en Córdoba pero vive en Tucumán desde los tres años. Estudió en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Tucumán y luego hizo su post doctorado en España. "La carrera científica del CONICET estaba cerrada, el ex ministro Cavallo nos había mandado a lavar los platos, y entonces fui a formarme afuera. Volví por aquel Programa y porque no quise criar a mis hijos en el extranjero y no me arrepiento de haber vuelto, incluso en los peores momentos.

Estamos en una época de oro en ciencia que hace muchos años no pasaba, son 10 años de política científica concreta: los becarios que formás se quedan en el país, es casi seguro que el año siguiente vas a tener nuevamente financiamiento aunque  nada es fácil y falta dinero para invertir, pero hay equipamiento aquí, con todo lo que eso implica. La gente puede ver que en eso también se gastan los impuestos. Y eso es en la medida que los científicos cuenten qué hacen".

 




Observaciones astronómicas durante el fin de semana

Se realizan los viernes y sábados a las 20.00. El sábado 18 concluyen hasta el próximo año. Son libres y gratuitas y la observación se suspende sólo si las condiciones meteorológicas lo impiden.
Paseo del Bosque s/n.
 



Sismo en Chile
Geofísica María Laura Rosa
Departamento de Sismología e Información Meteorológica

En la estación sismológica de La Plata se registró un sismo a partir de las 23:12:48 horas, del día 19 de Noviembre de 2010, ocurrido a una distancia epicentral de 1572.2 km, en la costa de Bio Bio, Chile. El registro tuvo una duración aproximada de 25 minutos.

Según informara el Servicio Sismológico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile (SSN-DGF), a las 23:09:21, hora oficial argentina, se produjo un sismo de magnitud local 5.4. El fenómeno tuvo epicentro a los 37.731º de latitud sur y 75.114 de longitud oeste, a 129 km en dirección oeste de Lebu, Chile. La profundidad estimada del foco es 13.1 km.
 



La Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas en los medios de comunicación


Diarios:

Hace mucho tiempo? ¿en un universo lejano? Entrevista al Dr. Sergio Cellone. Diario Hoy. 28 de noviembre.
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-39560-titulo-Hace_mucho_tiempo...__en_un_universo_lejano

Un universo plano y en expansión. Entrevistas a los Dres. Héctor Vucetich Sergio Cellone. Diario Hoy. 2 de diciembre.
http://pdf.diariohoy.net/2010/12/02/pdf/cuerpo.pdf

Descubren una novedosa forma de vida. ?se abren nuevos caminos?. Entrevista al Lic. Luis Martorelli. Diario El Día 3 de diciembre.
http://www.eldia.com.ar/edis/20101203/informaciongeneral21.htm

Un emotivo acto en la UNLP por sus graduados ilustres. Homenaje a los Dres. Alejandro Feinstein y Héctor Vucetich. Diario El Día. 3 de diciembre. http://www.eldia.com.ar/edis/20101203/educacion6.htm

La Astronomía, esa fascinante y difícil ciencia. Entrevista al Lic. Rodolfo Vallverdú. Diario Hoy. 9 de diciembre.
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-116721-titulo-La_Astronoma_esa_fascinante_y_difcil_ciencia
 



Números anteriores de este boletín en:

http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/extension-y-difusion/boletines/boletines-anteriores

Observatorio Astronómico Tel: 54-221-4236593/94 Fax: 54-221-4236591

Paseo del Bosque s/n - B1900FWA La Plata, Argentina.

difusion@fcaglp.unlp.edu.ar

extension@fcaglp.unlp.edu.ar

Acciones de Documento
Herramientas Personales